Valora este artículo
(1 Voto)

La generación de conocimiento y el proceso de investigación, adquiere sentido en la medida en que ese nuevo conocimiento sea divulgado y puesto en función de la comunidad científica y de la población en general. De nada sirve un proceso de investigación que finaliza con un informe conocido exclusivamente por el investigador a cargo y que tiene impacto exclusivamente en su grupo de colaboradores. Por el contrario, la función de la investigación es eminentemente social, y una de las formas de cumplir con ese principio es la publicación de los resultados de las investigaciones para generar impacto social, científico y académico. En este sentido, el desarrollo de revistas de alto impacto en la Universidad de San Buenaventura, ubica a la Universidad en un lugar privilegiado, pues permite la divulgación de conocimiento nuevo, aplicado, válido y útil socialmente, siendo coherente con la visión de la investigación al interior de la Universidad y generando mayor visibilidad y reconocimiento.

Se considera que un autor se plagia a sí mismo cuando re-utiliza material propio que ya fue publicado, sin indicar la referencia al trabajo anterior. En realidad, con mayor rigor editorial, dependiendo del contexto de la publicación y la extensión del texto copiado, la inclusión de la mera referencia podría no ser suficiente pues no le indica claramente al lector (ni al editor) el alcance de la copia.

Pero… ¿es posible que un autor se “plagie” a sí mismo? Esto suena un poco absurdo, es como si una persona ingresara a su casa por la ventana y fuera acusada de robarse su propia casa. Desde el punto de vista de los derechos de autor no parece ser un delito, pero desde el punto de vista de la integridad académica se considera una falta de ética o mala conducta. Esta práctica es muy corriente y se encuentra en la lista de los 10 casos más frecuentes de plagio. Los autores pueden aducir que como son sus propios escritos, ellos pueden usarlos una y otra vez, en forma total o como extractos… ¿qué tiene eso de malo?

Para ver el artículo completo seguir el siguiente enlace:

http://blog.scielo.org/es/2013/11/11/etica-editorial-y-el-problema-del-autoplagio/#.UxilY_l5NrN

La nueva versión de la licencia Creative Commons fue lanzada a finales de noviembre de 2013, con mejoras significativas para fortalecer el acceso, el intercambio y el uso de contenidos científicos, intelectuales y culturales en un mundo globalizado, integrando las diferentes legislaciones internacionale existentes del derecho de autor.

Esta nueva versión hace que la tarea de compartir y utilizar trabajo creativo sea más fácil y más segura para responder a las cuestiones que se han vuelto relevantes para garantizar el acceso e intercambio de contenidos en un contexto dinámico y cada vez más internacional. Dele una mirada al lanzamiento de la versión CC 4.0 y entienda la importancia de las licencias Creative Commons para el Acceso Abierto.

Para ver el artículo completo seguir el siguiente enlace:

http://blog.scielo.org/es/2014/01/24/lanzamiento-de-la-nueva-version-4-0-de-creative-commons/#.Uxik9fl5NrM